CHORITOS A LA CHALACA

La primera vez que probé los Choritos a la Chalaca fue en una reunión familiar, me llamó mucho la atención el plato pues hasta el momento solo había consumido Choros (mejillones) en sopa, así que los comí y está demás decir que me encantó.

Como la mayoría de platos con moluscos frescos que preparamos en Perú,  su principal sazonador es el limón con ají, lo que le da un sabor muy parecido al de nuestro rico Ceviche de Pescado.

Su presentación es muy colorida y se sirve en la concha del choro, que hace las veces de cuchara al comerlo.  Además es el acompañamiento perfecto para una cerveza bien helada, en cualquier estación del año.

Historia de los Choritos a la Chalaca

Los Choritos a la Chalaca son un clásico en todo el litoral peruano, pero su creación se atribuye a los pobladores del Puerto del Callao, zona costera muy cerca de la ciudad de Lima, a quienes se les denomina “chalacos”, de ahí el origen del nombre.

La mayoría de los chalacos se dedican a la pesca, por lo que pasan varios días a bordo de sus naves en el mar, razón por la cual su principal fuente de alimento son los productos marinos que tienen a la mano.  Es conocido hasta el día de hoy que, todo pescador sale a trabajar llevando como herramientas mínimas de sustento: cuchillo, limones, cebollas y sal.  En algún momento, uno de ellos cambió el pescado por choros y creó la primera receta de Choritos a la Chalaca.

Con el tiempo, agregaron otros ingredientes y se comenzó a servir como Piqueo (entremés) en los puestos de comida de las playas, por ser muy económico, delicioso y fácil de preparar. Al hacerse famoso entre los comensales,  ahora son el Piqueo obligado en casi todo restaurante de comida marina, mientras revisas el menú o esperas a que traigan tu pedido.

Receta de los Choritos a la Chalaca

Choritos a la Chalaca

Receta de Choritos a la Chalaca

Parece increíble que una receta tan sencilla sea tan deliciosa.  Preparar unos riquísimos Choritos a la Chalaca es básicamente mezclar los choros con la cantidad exacta de cebolla, ají, limón y sal. El choclo (Elote) cocido y tomate en cuadraditos son el toque adicional de color que le da más consistencia al plato.

Para empezar a prepararlo, ten a la mano una olla grande con tapa y un tazón de vidrio o porcelana.

Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
Total: 30 minutos aproximadamente
Comensales: 6

Ingredientes para unos Ríquisimos Choritos a la Chalaca

  • 2 docenas de choros (24 unidades, se calcula porción de 4 por persona)
  • 1 cebolla roja mediana picada en juliana
  • 1 tallo de apio
  • 2 tazas de cebolla roja picadas en cuadraditos pequeños
  • 1 taza de tomate rojo, pelado y picado en cuadraditos pequeños
  • 2 cucharadas de rocoto rojo picado en cuadraditos
  • 2 cucharadas de ají limo amarillo picado en cuadraditos
  • 2 cucharadas de culantro picado (solo las hojas)
  • 1 taza de choclo serrano cocido y desgranado
  • 1 taza y media de jugo de limón (aproximadamente 10 limones)
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Jugo de la cocción de los choros
  • Sal y pimienta al gusto

El Paso a Paso de los Choritos a la Chalaca

Empezamos con la limpieza de los choros:

  1. Lava con abundante agua la concha de los choros, retira toda la arena pegada y otras impurezas, si es necesario puedes rasparlos con un cuchillo o frotarlos con una escobilla dura. También debes eliminar las barbas, que son pequeños pelitos que sobresalen de la concha.
  2. Una vez limpios, los acomodas en la olla con la cebolla en juliana y el tallo de apio, añades un par de cucharadas de agua, tapas bien la olla y dejas que se cocinen al vapor hasta que las conchas se abran (aproximadamente 3 minutos).
  3. Tienes que revisar constantemente la cocción, debes retirar los choros de la olla conforme se van abriendo y colocarlos en un tazón o plato. Cuando todos están cocidos, cuela el jugo que quedó de la cocción y conserva el caldo.  Si algún choro no se abrió es mejor que lo deseches.
  4. Con la ayuda de una cuchara, retira los choros de su concha, teniendo mucho cuidado de no romperlos en el proceso, también retira las barbas o pelitos que pudieran haber quedado.
  5. Separa las conchas en dos y consérvalas para el armado del plato.

Vamos con la salsa:

  1. Mezcla en el tazón el resto de los ingredientes: cebolla, rocoto, tomate, ají limo, culantro, choclo, el jugo de limón, el caldo de la cocción de los choros y el aceite de oliva.
  2. Sazona con sal y pimienta al gusto. Déjalo reposar por unos 5 minutos antes de empezar a preparar los choritos.
  3. Luego de ese tiempo, vuelve a mezclar la salsa y prueba la sazón, en este momento puedes agregar más sal o rocoto si no te parece muy picante.

Para Servir los Choritos a la Chalaca:

  1. Toma una concha y coloca un choro en ella, cúbrelo con una generosa porción de la salsa y acomoda en una fuente o plato que puedes decorar con lechugas como base.
  2. Servir de inmediato para que la cebolla no se cocine en exceso.

En pocos minutos, tenemos listo nuestro plato. Buen provecho! 🍴

Secretos de los Choritos a la Chalaca

  • Los choros deben ser grandes y frescos, nunca guardarlos más de 1 día antes de usarlos. Los más frescos son aquellos que están bien cerrados.
  • También puedes mezclar los choros con la salsa un par de minutos antes de servirlo, así absorbe mejor el sabor.
  • Para los más osados, pueden hacer la versión Choritos Achorados, que llevan el doble de ají que la receta original.

Así de sencillo, hemos aprendido a preparar otro delicioso plato marino que puedes servir en tu próximo almuerzo ya sea en casa o en la playa.

Si te ha gustado nuestra receta por favor dale like y comparte el link con tus amigos. 👍

Te sugerimos probar las siguientes recetas de entradas con pescados y mariscos:

¡Hasta la próxima receta! 😉

Print Friendly, PDF & Email

Valora esta receta:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos. Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Recetas Relacionadas

No hay respuestas

Agregar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.